Yoga para dormir

El bucle

Uno de los principales factores que nos impide disfrutar del descanso es el cúmulo de estrés. Las preocupaciones, problemas o tareas pendientes que sufrimos en el día a día nos las llevamos a la cama provocando la falta de sueño y con ello un mayor cansancio al día siguiente. Es la pescadilla que se muerde la cola.

La alternativa ideal

El yoga es un conjunto de técnicas de concentración hindú que equilibra el cuerpo y la mente, como bien dicho es “mente sana, cuerpo sano”. Esta doctrina se ha extendido velozmente al resto del mundo y cada vez está más de moda como método de relajación en España.

Conseguir un mejor descanso es solo uno de los múltiples beneficios que nos ofrece esta actividad. Y la mejor hora para combatirlo es por la noche, antes de dormir y en una estancia tranquila y relajante. Si no soportas el silencio puedes recurrir a música de relajación, sonidos de la naturaleza grabados,… Apaga la televisión y el ordenador, silencia el móvil, enciende velas aromáticas o incienso, desconecta.

Aquí te dejamos algunas de las posturas más ideales para la relajación global del cuerpo y a nivel de principiantes pero en internet se pueden encontrar muchos videos de profesionales enseñando como realizar algunas posturas de yoga adecuadas para el alivio de la tensión acumulada y favorecer la relajación muscular. (Si tienes problemas graves de espalda lo mejor será contactar primero con un profesional.)

La postura del niño (Balasana)

Es la preferida por la mayoría de los adeptos a esta doctrina por la forma de mejorar la postura corporal e ideal para estirar los hombros.

Para realizar esta postura hay que apoyarse sobre las rodillas, dejar caer los glúteos sobre las piernas y mantener estas juntas. Después estiramos la espalda hacia delante y hacia abajo y ayudándonos de los brazos para esto. Alejar todo lo posible los brazos hacia delante durante 30 segundos y luego pégalos a ambos lados del cuerpo. Mantén la cabeza mirando hacia el suelo con los ojos cerrados. Aguantar esta postura durante un minuto con una respiración tranquila y controlada.

 La posición del perro

Esta será nuestra cómplice para calmar los dolores de espalda.

En esta ocasión nos vamos a colocar sobre las manos y pies. Las manos deben tener la misma distancia que la que hay entre nuestros hombros y los pies guardarán la distancia de la cadera. Elevamos la pelvis hasta conseguir la forma de un triángulo.

La espalda y las piernas tienen que estar rectas y los pies se colocan en puntillas para llegar mejor, y poco a poco intentar llevar los talones hacia el suelo. ¡Con el tiempo y la práctica se consigue mantener los pies pegados al suelo!

Mantener la respiración tranquila contando hasta 15 y deshacer la postura.

La cobra

Esta postura es beneficiosa para aumentar la capacidad pulmonar, estirar la espalda y fortalecer los abdominales.

¡La forma básica de realizarla es muy sencilla! Hay que tumbarse boca abajo con las piernas juntas y estiradas. Inspirar profundamente y apoyar las manos a nuestro lado, a ambos lados del pecho y levantar el tronco hacia arriba apoyándonos en estos. Mientras lo hacemos expiramos. Colocar la cabeza mirando al frente con la barbilla en alto y mantener la postura unos 10 – 15 segundos.

El héroe reclinado

AVISO: No hacerla si padece dolores de rodilla.

Colocarse sobre las rodillas y bajar la cadera. Intentar echar la espalda hacia atrás todo lo posible y mantener los brazos estirados por encima de la cabeza.

La pirámide

Con esta postura conseguimos fortalecer los músculos de las piernas.

Estando de pie colocar una pierna delante a distancia de un paso y medio o dos pasos, y llevar el tronco hacia la pierna de delante con la espalda recta y bajar todo lo que podamos sin realizar grandes esfuerzos. Mantener la postura 30 segundos.

La tabla

Una de las posturas que más conecta el cuerpo con la mente, ya que requiere sacrificio y voluntad para mantener el peso del cuerpo y aguantar el tiempo necesario.

Hay que tumbarse boca abajo con las piernas un poco separadas (a la altura de las caderas) y las manos se colocan a ambos lados, a la altura del pecho. Levantar el cuerpo tal y como se ve en la foto, con las piernas estiradas, con los brazos estirados y la cabeza mirando hacia el suelo para mantener el cuello recto.

Mantenerla durante un minuto. Si es demasiado costoso, existe una variante que es apoyando el peso sobre las rodillas en vez de los pies.

Rutina nocturna

Todos estos ejercicios están muy bien pero deben ir acompañados de otras acciones nocturnas para favorecer el sueño.

Que pase una hora antes de dormir desde que realizaste la última comida.

No acostarse leyendo ni viendo la tele, ya que eso nos hace mantener el subconsciente conectado a la lectura o al programa y puede causar malos sueños que nos desvelen o consigan que no descansemos durante el sueño.

Que la habitación no tenga una temperatura demasiado elevada o baja.

Mímate los pies con un masaje antes de acostarte, en ellos se concentran unas 72.000 terminaciones nerviosas y refrescarlos con aceite de almendras o lavanda que tiene efecto calmante es una buena opción para acabar la noche.

Y, ante todo, asegúrate de contar con un colchón adecuado para ti. Si lo dudas, ven a Micolchón y deja que nuestros profesionales del sueño te aconsejen ¡no te lo pienses!

https://www.micolchon.com/es/

Asesor del descanso
Siguenos en:

Asesor del descanso

Desde que comenzara su andadura como Colchonería El Palo hasta llegar a la cadena de tiendas especializadas en descanso MI COLCHÓN, esta conocida firma malagueña ha evolucionado, e incluso revolucionado la industria del descanso.
Asesor del descanso
Siguenos en:

Latest posts by Asesor del descanso (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *