Tips para reducir el dolor de espalda

Asesor del descanso
Siguenos en:

Asesor del descanso

Desde que comenzara su andadura como Colchonería El Palo hasta llegar a la cadena de tiendas especializadas en descanso MI COLCHÓN, esta conocida firma malagueña ha evolucionado, e incluso revolucionado la industria del descanso.
Asesor del descanso
Siguenos en:

Latest posts by Asesor del descanso (see all)

El dolor de espalada puede tener aspectos genéticos pero es posible evitarlo o reducirlo cambiando algunos hábitos de vida.

Debes procurar mantenerte en un peso ideal para evitar que cargues peso extra en la columna. Mantén fuertes tus músculos, sobre todo los músculos de la espalda y abdominales. Hacer deportes no agresivos también te ayudará.

Aquí tienes unas cosas que puedes cambiar para mejorar el estado de tu espalda:

Posturas

Poco a poco tu espalda acaba sufriendo si sueles tener malas posturas. Siéntate al fondo de la silla, no al borde, con la espalda recta. Al estar de pie no te curves ni mantengas una postura antinatural.

Bolsos y mochilas

—SI LLEVAS UN BOLSO—

Trata de sustituir los bolsos grandes por mochilas pequeñas sin mucho peso o bien lleva el bolso cruzado. Evita llevar maletas o agacharte a coger peso, y si lo haces, ¡hazlo de la forma adecuada!

Intenta no sobrepasar 1 kilo de peso. Y coloca los objetos más pesados al fondo de tu bolso. Es mejor cargar el bolso en el antebrazo y sino a modo bandolera! Recuerda cambiarlo de lado cada 15 minutos para no dañarte y si lo llevas en el antebrazo pégalo lo máximo posible a tu cuerpo.

—SI LLEVAS UNA MOCHILA—

Nunca la lleves en un solo hombro! O en los dos o mochila de ruedas 😉 No cargues la mochila con un peso superior al 10% de tu peso. Por ejemplo, si tu hijo pesa 35 kilos podrá llevar un máximo de 3,5 kilos de peso en la mochila.

Musculatura

Refuerza la musculatura de tu espalda haciendo natación o bien realizando unos ejercicios sencillos, con esto tu espalda será más fuerte y tendrás menos dolores. Los deportes que más te beneficiarán serán: Caminar deprisa (sin correr), dar paseos en bicicleta y  cualquier ejercicio que puedas realizar en el agua, nadar de espaldas es muy recomendable. Hacer ejercicios de flexibilidad y abdominales te vendrán muy bien, ejecútalos correctamente! Aquí tienes unos cuantos ejercicios que puedes hacer en casa de forma fácil y rápida:


Uso del móvil

Cuando utilizas el teléfono móvil normalmente lo haces girando la cabeza hacia abajo haciendo que los músculos posteriores de tu cuello tengan que aguantar un peso extra. Esto es una flexión de unos 45 grados que equivale a cargar en la zona cervical ¡25 kilos!

A esto se le llama síndrome del cuello roto. Puedes evitarlo usando el teléfono con la espalda recta y colocando la pantalla de modo que quede a la altura de tus ojos, si adoptar esta postura en público te da vergüenza intenta no usar tanto el teléfono en la calle, recuerda que tu bienestar es lo primero.


Postura al dormir, colchones y almohadas

La mejor postura para dormir es en posición fetal. Evita colocarte boca abajo porque tu columna recibirá una mayor presión y rotas la cabeza hacia un lado.

Si padeces lumbago lo mejor es que duermas boca arriba con una almohada bajo la parte inferior de tus piernas.

MICOLCHÓN

La firmeza del colchón también importa mucho, por ejemplo, si eres de complexión delgada, un colchón muy duro te acarreará dolores y molestias en espalda, cuello y caderas. Contacta con micolchon.com y te asesoraremos para que tengas el perfecto para ti.

Es importante que encuentres un colchón que se adapte a ti, una firmeza muy dura o muy blanda puede no venirte nada bien, tienes que tener la columna recta al tumbarte en tu colchón, sino se ejercerán puntos de presión que te provocarán un dolor matutino muy molesto.
¿Qué colchón te conviene según la postura en la que sueles dormir?

  • Boca arriba: Necesitas darle apoyo a la parte inferior de tu espalda, un colchón firme que sea lo suficientemente blando para adaptarse a tu cuerpo. Los colchones muy firmes generarán presión en tu columna y los colchones muy blandos no ofrecen apoyo suficiente. Comprar un colchón de firmeza mediana sería lo mejor.

  • De lado: Se necesita blandura para parar la presión en hombros y caderas.

  • Boca abajo: Si duermes en esta postura (que no es recomendable ya que ejerces varios puntos de presión en tu cuerpo) precisarás un colchón más firme.

MIALMOHADA

¿Qué almohada te conviene según la postura en la que sueles dormir?

  • Boca arriba: Necesitarás una almohada con un grosor y firmeza intermedios. Una curiosidad es que cuando duermes boca arriba tu nariz deberá de estar alineada con tu esternón.

  • De lado: Una almohada de grosor y firmeza intermedios será la apropiada, ¿sabías que se toma de referencia el ancho de hombros?

  • Boca abajo: En este caso precisarás una almohada que sea fina y blanda para facilitarte la respiración. Esta es la postura más antinatural y en la que la espalda sufre más

¿Y qué hay de los materiales de las almohadas?

  • Almohada de látex: Si por el contrario quieres algo suave, preferirás el látex, tiene una buena ventilación y es higiénico. ¿Te apetecen almohadas suavecitas? Bueno entonces te encantará la Almohada Mash LÁTEX y la Almohada Velfont LÁTEX, tanto si duermes boca arriba como de lado, y la Almohada Mash ERGOLÁTEX si te va más dormir de lado.

Esperamos que te haya servido de ayuda!!